NEUMÁTICOS RUNFLAT. SUSTITUCIÓN DE LA RUEDA DE REPUESTO.

Con los neumáticos Runflat (RSC), tu MINI puede seguir la marcha en caso de pérdida de la presión o incluso de un pinchazo hasta 150 km (a una velocidad de 80 km/h como máximo). Ya no será necesario correr el peligro de cambiar los neumáticos en el arcén. Y tampoco necesitarás ruedas de repuesto. También los MINI más antiguos pueden equiparse con Runflat.